¿Sabes por qué la Iglesia es una? Aquí te lo explicamos

La Iglesia es Una

La Iglesia es una porque tiene como origen y modelo la unidad de un solo Dios Trino, además porque ella reúne en un solo cuerpo a todos los pueblos donde Cristo es la cabeza.

El catecismo de la Iglesia nos dice que la Iglesia es una porque su fundador es uno, Cristo, y su alma es una, el Espíritu Santo. (n. 813)

Tenemos que tener claro que si bien la Iglesia es UNA (Mateo 16,18 y Juan 17,21), está compuesta de diversos pueblos y culturas que la enriquecen con la diversidad de dones que Dios da a sus hijos, es por ello que como cristianos estamos llamados a trabajar por la unidad y a rechazar todo aquello que atente contra ella. Aprender a ver en esta diversidad la riqueza de la comunidad.

Los vínculos visibles de la caridad, la profesión de una  misma fe, la celebración del culto divino y la sucesión apostólica por el sacramento del orden sacerdotal; son los medios por los cuales se conserva la unidad.

Esta unidad de la Iglesia se ve herida por el pecado de los hombres, especialmente en los casos de herejía, apostasía y cisma (CEC, 817), como miembros de la comunidad cristiana estamos constantemente llamados a fortalecer y promover esta unidad comenzando por nuestras propias comunidades, por la vivencia de la fraternidad en nuestras familias, que son iglesias domesticas, y en todos los espacios donde convivimos y nos relacionamos con los demás.

Las iglesias particulares, que son aquellas que caminan en cada rincón del mundo, sean pequeñas o grandes, con sus características y particularidades, están estrechamente unidas entre sí, esta unidad hace que la Iglesia en cualquier parte del mundo, sea la misma y celebre el mismo misterio de fe.

Esto y la unión de todos los miembros con la cabeza que es Cristo, hace que la Iglesia sea una, como una es la fe en el único Dios.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

1 comentario en “¿Sabes por qué la Iglesia es una? Aquí te lo explicamos”

  1. Yo te pido Señor que como miembro de tú Iglesia, me ayudes primero a,ser honesta conmigo porque creo que es esta una de las causas por las cuales nos vamos debilitando nuestra Iglesia esta bella y hermosa esposa que tienes, veo yo, es atacada desde adentro por esa razón, seguro por muchas más pero en los tiempos veo que muchos de sus integrantes no han sido honestos desde sus inicios y veo también que a muchos nos falta madurez espiritual para en verdad sentir y vivir tú AMOR que ha sido fiel y legítimo, son muchos Señor, es lo que yo veo, que creen o piensan al decirte «yo te amo» es suficiente y creen que decirte eso es gratificante y yo creo y veo que el asunto no es así Amar requiere de deseo, constancia, entrega, sacrificio pero no de un sólo día, si yo te digo que te AMO Señor es porque me estoy comprometiendo con tigo Señor a seguir fielmente tus caminos con decisión a enfrentar todas los obstáculos que el el encuentre con fortaleza, con verdadera dedicación y compromiso y especialmente soltando todo lo que me amarre en cuerpo y alma para seguirte. Gracias Señor por este día, gracias Señor por escucharme, gracias Señor por no soltarme porque sabes que también soy débil y muchas a son las veces que siendo que no te merezco.

Deja un comentario

Otros artículos interesantes para ti...

Beato Gil de Lorenzana

Por: Biblioteca de Autores Cristianos | Fuente: Año Cristiano (2002) Religioso (+ 1518) Gil nació en Lorenzana el año 1443 en el seno de un hogar modesto

Leer más »

La entrada triunfal de Cristo a nuestro hogar. Reflexión Domingo de Ramos (A)

Quizá hoy no podemos celebrar el misterio de la fe en nuestros templos, pero el misterio de la fe ahora colma nuestros hogares. Nunca antes nuestras familias habían estado tan unidas, es momento de unirse mucho más. Cantemos las maravillas del Señor, glorifiquemos a Dios con nuestras vidas, digamos como Josué: “yo y mi familia serviremos al Señor” (Jos 24, 15) y dejemos que Cristo entre glorioso a nuestra humilde morada, nuestra Jerusalén. Vivamos más que nunca esta semana santa, este gran momento de salvación, donde Cristo viene hacia nosotros como un rio desbordado en Amor.

Leer más »