Poesía: A ti María

A ti, María, Virgen concebida
sin pecado, yo indigno, yo devoto
de tu manto, yo escándalo, yo roto,
te canto y rezo con mi lengua ardida.

Estrella de mi mar en la vencida,
borrasca ofrendo a Ti mi humilde exvoto;
un bergantín sin rumbo y sin piloto,
en tu ermita carmela guarecida.

Ave María, Gratia plena, suave
nido de Encarnación, pluma de vuelo,
rosa blanca entre angelitos sonrojos.

Reina del cielo, que te acoge y sale;
Sálvame, mírame, tu pequeñuelo
y – Madre mía, véante mis ojos.

Poesía de Gerardo Diego (1896-1987)

Deja un comentario

Otros artículos interesantes para ti...

San Francisco de Sales

Por: Lamberto de Echeverría | Fuente: Año Cristiano (2002) Obispo y doctor de la Iglesia (+ 1622) El visitante que llega hoy a Annecy queda sobrecogido ante

Leer más »