Poesía: Nada te turbe

Nada te turbe,
Nada te espante,
Todo se pasa,
Dios no se muda,
La paciencia
Todo lo alcanza;
Quien a Dios tiene
Nada le falta:
Sólo Dios basta.

Eleva el pensamiento,
Al cielo sube,
Por nada te acongojes,
Nada te turbe.

A Jesucristo sigue
Con pecho grande,
Y, venga lo que venga,
Nada te espante.

¿Ves la gloria del mundo?
Es gloria vana;
Nada tiene de estable,
Todo se pasa.

Aspira a lo celeste,
Que siempre dura;
Fiel y rico en promesas,
Diosno se muda.

Ámala cual merece
Bondad inmensa;
Pero no hay amor fino
Sin la paciencia.

Confianza y fe viva
Mantenga el alma,
Que quien cree y espera
Todo lo alcanza

Del infierno acosado
Aunque se viere,
Burlará sus furores
Quien a Dios teme

Vénganle desamparos,
Cruces, desgraciadas;
Siendo Dios su tesoro,
Nada le falta

Id, pues, bienes del mundo;
Id, dichas vanas;
Aunque todo lo pierda
Sólo Dios basta.

Autora: Santa Teresa de Jesús de Ávila (1515-1582).

De: Obras completas. Biblioteca de Autores Cristianos, S.A. Madrid 1986. págs. 654-670.

1 comentario en “Poesía: Nada te turbe”

  1. Señor, ayúdame a conservar mi paz espiritual, que nada de las circunstancias terrenales me distraiga y se lleve mi paz interior. te doy gracias por este día solo ayúdame a ser productivo desde todos los talentos que me has dado aun cuando en este instante este el flagelo del desempleo pues aun que no recibo remuneración monetaria me has sostenido con lo demás que necesita el cuerpo y el alma por eso y por mucho más Gracias te doy mi Señor

Deja un comentario

Otros artículos interesantes para ti...

Santa Genoveva Torres Morales

Por: María Encarnación González Rodríguez | Fuente: Año Cristiano (2002) Virgen (+ 1956) Santa Genoveva Torres Morales fue una religiosa cuya vida estuvo marcada, desde la

Leer más »

Santa Genoveva de París

Por:  Eduardo Aunós | Fuente: Año Cristiano (2002) Virgen (+ ca.502) Mezcla de tradición histórica o legendaria, la figura de esta santa destaca, poderosa, en medio del florecimiento cristiano primitivo,

Leer más »

Envíanos locos

¡Oh, Dios! Envíanos locos,de los que se comprometen a fondo,de los que se olvidan de sí mismos,de los que amancon algo más que con palabras,de

Leer más »

En las tinieblas más densas

Cristo se levanta victorioso de la muerte y con ella nos une a su Pascua, así mismo, Jesús viene e ilumina nuestra existencia con su Resurección.

Leer más »