Poesía: El justo

Me hablaba un hombre justo.
Se dolía
de aquel que no perdona.
De aquel que no disculpa
a sus hermanos
hombres.
Y su voz era grave
cuando me decía:
«Debemos perdonar hasta tres veces,
luego,
la Justicia
será implacable con el delincuente».

Y yo me estremecí.
Se abrió una sima dentro de mi alma.
Se hizo la noche sobre mis latidos.
La sangre se negaba
a voltear mi aliento
dentro de las venas.
Temblaba.
Temblaba sin apoyo
mi diminuto corazón
culpable.
¿Tres veces nada más?
La voz de Dios nació.
Creció. Vibró
sobre el momento
que me desgarraba.
Sus palabras
las recreó en mi oído.
Para mí solamente. Porque yo ahora temblaba.
«Acuérdate que a Pedro le respondí en Judea:
perdonarás al hombre setenta veces siete

Autora: Elvira Lacaci (1928-1997).

Deja un comentario

Otros artículos interesantes para ti...

Los miedos de María

Casi como un compañero permanente en todos los pasos que damos en nuestra vida aparece el miedo. A veces, como buen aliado que nos ayuda

Leer más »

San Melquíades

Por: Melquíades Andrés Martín | Fuente: Año Cristiano (2002) Papa (+ 314) El pontificado de San Melquíades dura tres o cuatro años de extraordinaria intensidad. Marca el fin

Leer más »

Madre acoge nuestro grito

«Madre de los hombres y de los pueblos, Tú conoces todos sus sufrimientos y sus esperanzas, Tú sientes maternalmente todas las luchas entre el bien

Leer más »

Nuestra Señora del Carmen

Carmen viene de Carmelo, un monte situado en la población marítima de Haifa en el norte de Israel, en la zona de Galilea. Precisamente, Karmel

Leer más »