Poesía: Una cruz sencilla

Hazme una cruz sencilla,
carpintero…
sin añadidos
ni ornamentos…
que se vean desnudos
los maderos,
desnudos
y decididamente rectos:
los brazos en abrazo hacia la tierra,
el astil disparándose a los cielos.
Que no haya un solo adorno
que distraiga este gesto:
este equilibrio humano
de los dos mandamientos…
sencilla, sencilla…
hazme una cruz sencilla, carpintero.

Poesía de León Felipe (1884-1968).

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

1 comentario en “Poesía: Una cruz sencilla”

  1. Señor permite que este día y cada día de mi vida cargue yo mi cruz con la misma fortaleza y humildad que lo hiciste tú. Yo sé que en nada se compara mi cruz con la que haz cargado y sigues cargando por mis pecados y debilidades pero así como tú confiaste en el padre que alcanzarias el Reino a pesar de las duras e injustas cargas que llevaste sobre ti.por AMOR a nosotros ayúdame que de la misma forma pueda yo cargar la mía. Amén

Deja un comentario

Otros artículos interesantes para ti...

Beato Guillermo José Chaminade

Por: Pedro Langa, OSA | Fuente: Año Cristiano (2002) Presbítero (+ 1850) Guillermo José Chaminade vio la luz en Périgueux, la ciudad francesa donde vivían los suyos,

Leer más »