Poesía: Mi amado para mí

Ya toda me entregué y di
y de tal suerte he trocado
Que mi Amado para mí
Y yo soy para mi amado

Cuando el dulce cazador
Me tiró y dejó herida
En los brazos del amor
Mi alma quedó rendida,
Y cobrando nueva vida
De tal manera he trocado
Que mi amado para mí
Y yo soy para mi Amado.

Hirióme una flecha
Enherbolada de amor
Y mi alma quedó hecha
Una con su Criador;
Ya yo no quiero otro amor,
Pues a mi Dios me he entregado,
Y mi amado para mí
Y yo soy para mi Amado.

Autora: Santa Teresa de Jesús de Ávila (1515-1582).

De: Obras completas. Biblioteca de Autores Cristianos, S.A. Madrid 1986. págs. 654-670

Deja un comentario

Otros artículos interesantes para ti...

San Melquíades

Por: Melquíades Andrés Martín | Fuente: Año Cristiano (2002) Papa (+ 314) El pontificado de San Melquíades dura tres o cuatro años de extraordinaria intensidad. Marca el fin

Leer más »

Beato Enrique Seuse (Suso), OP

Por: Baldomero Jiménez Duque | Fuente: Año Cristiano (2002) Presbítero (+ 1366) Con el Beato Enrique Seuse sube a los altares lo mejor y más seguro del movimiento

Leer más »