Poesía: Mi amado para mí

Ya toda me entregué y di
y de tal suerte he trocado
Que mi Amado para mí
Y yo soy para mi amado

Cuando el dulce cazador
Me tiró y dejó herida
En los brazos del amor
Mi alma quedó rendida,
Y cobrando nueva vida
De tal manera he trocado
Que mi amado para mí
Y yo soy para mi Amado.

Hirióme una flecha
Enherbolada de amor
Y mi alma quedó hecha
Una con su Criador;
Ya yo no quiero otro amor,
Pues a mi Dios me he entregado,
Y mi amado para mí
Y yo soy para mi Amado.

Autora: Santa Teresa de Jesús de Ávila (1515-1582).

De: Obras completas. Biblioteca de Autores Cristianos, S.A. Madrid 1986. págs. 654-670

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Deja un comentario

Otros artículos interesantes para ti...

San Pablo Ermitaño

Por: Luis Arnaldich, OFM | Fuente: Año Cristiano (2002) Primer ermitaño (+ ca.341) La aparición de Pablo en el escenario de la vida puede compararse a la de

Leer más »

Beato Francisco Rogaczewski

Por: Biblioteca de Autores Cristianos | Fuente: Año Cristiano (2002) Presbítero y mártir (+ 1940) Era un sacerdote polaco, natural de Lipinki, donde nació el 23 diciembre 1892

Leer más »

Beato Pedro Donders

Por: J. I. González Villanueva, OSB | Fuente: Año Cristiano (2002) Presbítero (+ 1887) El «Apóstol de los leprosos» se le denomina no sólo al padre Damián (1840-1889)

Leer más »