Santas Águeda Yi y Teresa Kim

Por: Biblioteca de Autores Cristianos | Fuente: Año Cristiano (2002)

Mártires (+ 1840)

La Iglesia de Corea, reciente y que apenas había tenido tiempo de madurar en la fe, dio, sin embargo, pruebas de estar firmemente arraigada en el corazón de sus fieles, pues tantos de ellos, en medio de una pertinaz persecución, prefirieron dar la vida antes que abandonar la fe y salirse de la Iglesia.

Tal día como hoy, 9 de enero, del año 1840, fueron sacrificadas en Seúl, la capital de Corea, dos mujeres cristianas: una de ellas era virgen, se llamaba Águeda Yi, y le precedían en el camino del martirio sus propios padres, a quienes había visto morir por la fe sin que ello la desanimara de perseverar; y la otra era Teresa Kim, tía paterna del mártir San Andrés Kim, primer sacerdote nativo de Corea, y que igualmente coronaría su sacerdocio con el martirio. Teresa había estado casada pero para entonces ya era viuda.

Ambas mártires, acusadas y confesas de ser cristianas, fueron encerradas en la cárcel, donde sufrieron tormentos que las llenaron de heridas, sin que por ello su fortaleza se aminorara. Finalmente fueron decapitadas.

Fueron beatificadas por el Papa Pío XI el 5 de julio de 1925 y las canonizó el Papa Juan Pablo II el 6 de mayo de 1984 en la propia ciudad de Seúl, donde había tenido lugar su martirio.

Deja un comentario