Poesía: Tu Reino

Y Tú dijiste, Dios, allá lejano:
«Si tu mano te estorba para entrar en mi Reino…»
Nos estorba, Señor. Pero el frío puñal
nos estremece.
No tenemos valor para amputarla. En la sangre llevamos
una fuerza brutal y gritadora. Algo que se resiste.
Donde a veces
tu sonido se pierde ¡tan sin eco!

No es posible, Señor. Si por cobardes
conservamos intactos nuestros miembros -por cobardía humana solamente-,
de tu Reino
se nos cierre la puerta. Nos arrojen.
Entrarán muchos cojos, mancos, tuertos…
Serán las almas grandes que elegiste.
Pero también nosotros, los pequeños,
los miedosos y débiles -los tuyos en deseo totalmente-
entraremos al fin, aunque llevemos
nuestros miembros apenas lesionados.

Autora: Elvira Lacaci (1928-1997).

Deja un comentario

Otros artículos interesantes para ti...

Poesía: El justo

Me hablaba un hombre justo.Se dolíade aquel que no perdona.De aquel que no disculpaa sus hermanoshombres.Y su voz era gravecuando me decía:«Debemos perdonar hasta tres

Leer más »

Poesía: Vuestra soy

Vuestra soy, para Vos nací,¿Qué mandáis hacer de mí? Soberana Majestad,Eterna sabiduría,Bondad buena al alma mía,Dios, alteza, un ser, bondad,La gran vileza miradQue hoy os

Leer más »

Beato Airaldo

Por:  Biblioteca de Autores Cristianos  | Fuente: Año Cristiano (2002) Monje cartujo y obispo (+ 1146) Era hijo del conde Guillermo II de Borgoña y sobrino, por tanto, del

Leer más »