Poesía: Tu Reino

Y Tú dijiste, Dios, allá lejano:
«Si tu mano te estorba para entrar en mi Reino…»
Nos estorba, Señor. Pero el frío puñal
nos estremece.
No tenemos valor para amputarla. En la sangre llevamos
una fuerza brutal y gritadora. Algo que se resiste.
Donde a veces
tu sonido se pierde ¡tan sin eco!

No es posible, Señor. Si por cobardes
conservamos intactos nuestros miembros -por cobardía humana solamente-,
de tu Reino
se nos cierre la puerta. Nos arrojen.
Entrarán muchos cojos, mancos, tuertos…
Serán las almas grandes que elegiste.
Pero también nosotros, los pequeños,
los miedosos y débiles -los tuyos en deseo totalmente-
entraremos al fin, aunque llevemos
nuestros miembros apenas lesionados.

Autora: Elvira Lacaci (1928-1997).

Deja un comentario

Otros artículos interesantes para ti...

Poesía: Stabat Mater

Pensaba en ti, Madrede Dios.Mi corazónrumiabala pulpa de tu Dolor.Sábado Santo. Tarde gris. La calle. Mí alientodeseaba nacerte. Acompañarte.Veía tus dos brazos rodeandoun desmayado cuerpo.Pero

Leer más »

Religiosidad popular: Las procesiones

Por: Jesús Luengo Mena | Fuente: la-liturgia.blogspot.com Un apartado de la religiosidad popular muy querido por las hermandades y cofradías son las procesiones. La procesión es una expresión cultual

Leer más »

Poesía: Dame Señor

Dame, Señor, un poco de sol,algo de trabajo y un poco de alegría. Dame el pan de cada día, un poco de mantequilla, una buena

Leer más »