San Juan Calibita

Por: Biblioteca de Autores Cristianos | Fuente: Año Cristiano (2002)

Asceta (f s. v)

En la famosa Isla Tiberina de Roma hay una iglesia dedicada a San Juan Calibita que es fama alberga las reliquias del santo.

Esta iglesia desde el s. XVI está confiada a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, que construyó a su lado un hospital con el nombre del santo, el cual ha sido durante siglos la casa madre de la congregación italiana de la Orden y también de toda ella desde que la española desapareció con la exclaustración de 1835 hasta el traslado de la Curia Generalicia de la Orden a la Via della Nocetta.

San Juan Calibita no era romano sino de Constantinopla y se dice que en su juventud había dejado la casa paterna para ir a vivir con los monjes llamados acemetas, o que no duermen, porque continuamente cantaban las alabanzas divinas en la iglesia, en un monasterio de Bomon en el Bosforo. Pasados unos años, Juan volvió a su casa paterna, y por la pobreza de sus vestidos parecía un mendigo, de forma que no fue reconocido por su familia. Él no reveló su identidad y se quedó a vivir en una choza —de ahí su nombre de Calibita— junto a su casa, siendo solamente en la hora de su muerte, hacia el año 450, cuando reveló su identidad por el códice áureo del Evangelio que tenía consigo. En esta choza había edificado a todos por su ascetismo y hondas virtudes. El sitio de la choza fue el de su entierro y luego se edificó allí una iglesia, desde donde sus reliquias fueron llevadas a Roma.

Deja un comentario

Otros artículos interesantes para ti...

María Auxiladora

El título de «María Auxilio de los Cristianos», expresa la mediación de María respecto de la humanidad. Como Madre del Redentor, por fuerza y mérito

Leer más »

San Daniel

Por: Biblioteca de Autores Cristianos | Fuente: Año Cristiano (2002) Diácono y mártir (+ s. IV) Daniel es un mártir de Padua, probablemente del tiempo de la persecución de Diocleciano

Leer más »

San Severino

Por: Enrique Iniesta Collant-Valera, schp | Fuente: Año Cristiano (2002) Abad (+ 482) Al considerar un poco a fondo cada época de la historia, la primera consecuencia es

Leer más »